Camelotca
Al Parecer No Te Encuentras Conectado y/o Registrado
Hazlo Para Obtener Todos Los Beneficios de Camelotca!

chistes de autos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Camelot chistes de autos

Mensaje por hector el Sáb Ene 24, 2009 6:23 pm

Autos

Un hombre va conduciendo por la carretera cuando de pronto ve que en dirección contraria viene una mujer conduciendo su auto como loca y que al acercarse, baja el vidrio y le grita:
¡PUEEEEEEEEEERCOOOOOOOOOO!
El hombre que obviamente no se pudo quedar callado, baja su vidrio y le grita:
¡MUUUUUUUUUULAAAAAAAA!
En eso, al doblar la curva, ¡pum! se estrella con un gran puerco que estaba en medio de la carretera.
Moraleja de la historia:
Los hombres nunca logran comprender lo que las mujeres tratan de decirles.


Un heladero que estaba cansado de darle a la bicicleta, se para en una esquina y en ese momento llega un tipo en un auto deportivo. El heladero le dice:
Señor, ¿Me podría dar un aventón por favor?
El tipo del auto le dice:
Bueno, pero amarra el carrito de helados con una cuerda a la parte de atrás del carro.
El heladero le dice:
Cuando yo le toque una corneta es para que frene, y cuando le toque dos cornetas es para que pare.
El tipo del auto dice:
OK, muy bien.
Van por la avenida y el del auto le dio rápido, el heladero le tocó una corneta y él bajó la velocidad. Todo iba bien hasta que al parar en una esquina, otro auto se le para al lado y le hace señas para hacer una competencia. Los dos autos arrancaron a toda velocidad, cuando iban a 200 Km/hora, pasaron una alcabala, un guardia dice a otro:
¿Viste esos carros lo rápido que iban?
El otro dice:
Eso no es nada, no viste el carrito de helados que le estaba tocando corneta para pasárselos.


Se encuentra un señor parado a la orilla de la carretera en la noche pidiendo aventón y estaba cayendo una tremenda tormenta, pero nadie se paraba, cuando de repente volteó y vio que para la curva venía un carro, y que se para. El señor sin dudarlo más se sube al carro y cierra la puerta, cuando de repente voltea y se da cuenta que nadie va manejando el carro, voltea hacia la carretera y ve que adelante había una curva y el señor empieza a rezar. Cuando al llegar a la curva se abre la puerta del chofer, entra una mano y mueve el volante en la curva, y así le sucede repetidas veces hasta que el señor no aguanta y se baja del carro y se va corriendo hasta el pueblo más cercano, entra a la cantina y a todos les empieza a contar lo que le sucedió. Como a la media hora llegan dos tipos todos mojados y le dice uno al otro:
Mira Juan, allá está el tipo que se subió al carro cuando lo veníamos empujando.


Estaba un señor tirado en media calle diciendo: CR345, CR345, CR345...
Cuando llega otro y dice:
Pobrecito, este señor está loco, mejor me pongo junto con él para que no piensen mal de él.
Y se pone a decir XP041, XP041...
En eso el primero dice:
¡Desgraciado, me hizo perder la matrícula del que me atropelló!


Resulta que un conocido tipo se compra un auto último modelo y lo sale a probar por la autopista. Pone primera (60 km/h), segunda (90 km/h) tercera (110 km/h). Cuando estaba acelerando para poner cuarta una Ninja (moto) se le pone a la par. El conductor de la moto inclina su cabeza, mirando al conductor del automóvil, con la mirada fija hacia los ojos del tipo le dice:
¿Conoces la Ninja?, acelera la moto a fondo y se escapa a gran velocidad. El conductor del automóvil muy ofendido por el insulto que el motorizado le había ofrecido, acelera hasta alcanzarlo. Cuando estaban a la par nuevamente, el motorizado le dice por segunda vez:
¿Conoces la Ninja?, y otra vez se escapa a gran velocidad. El conductor empieza a acelerar hasta alcanzarlo. El hecho se repite, y así una vez más el motorizado se aleja pero esta vez, a una velocidad que el automóvil no puede alcanzar. Luego de manejar tranquilo por un rato al llegar a una curva ve al motorizado tirado en el piso, la moto 30 metros más adelante toda rota. El motorizado agonizando en el piso, el conductor se acerca y le dice:
Ja, eso te pasa por andar cargando a la gente con tu motito. Mira lo que quedó de tu moto.
A lo que el motorizado como puede responde:
Yo te preguntaba si conocías la Ninja, para ver si sabías dónde estaba el freno.



Un señor hace parar un autobús, y le dice al chofer:
Oiga, ¿este autobús me lleva al cementerio?
Si se pone delante, es posible.


Un hombre toca el timbre de una casa, a lo que un niño lo atiende.
¡Hola! ¿Está tu padre?
El niño responde:
No, él no está. Le pisó un camión.
El hombre expresó sus condolencias, y le preguntó si su madre se encontraba en casa.
El niño responde:
No, ella no está. Un camión la pisó.
El hombre ya un poco desconcertado e impaciente le pregunta:
Pero, ¿no se encuentran por casualidad tus hermanos, tu abuela o tu abuelo?
El niño responde:
No, ellos tampoco están. A todos les pisó un camión.
El hombre se sorprendió muchísimo y le replicó:
Pero, ¿dónde te encontrabas tú, cuando a todos les pisé el camión?
¿Yo? ¡Yo estaba manejando el camión!


Un señor estaciona su auto frente al hotel, pide una habitación para descansar. Más tarde baja a buscar su auto y se encuentra que su auto no estaba, y en el lugar estaba una bicicleta muy deteriorada con un cartel que decía: "PRUEBE ANDAR EN ÉSTA BICICLETA Y SENTIRÁ LA NECESIDAD DE ROBAR UN AUTO".


Un hombre muy atractivo iba caminando en medio de la carretera, cuando se le acerca una rubia y le grita:
¡Súbete!
¿A tu carro?
No, a la banqueta, ¡Idiota!


Un conductor de camión que transporta 75 toneladas de nitroglicerina, cuando viaja en lo más alto de un puerto de montaña se da cuenta de que no tiene frenos y empieza a descender cada vez más rápido.
El camión va derrapando como si fuese una moto, esquivando como puede a los que vienen en dirección contraria.
Va rebotando todo el rato, porque el pavimento de la carretera esta lleno de baches, y de vez en cuando choca ligeramente con el muro que hay al lado de la carretera.
El conductor intenta en vano encontrar algún desvío, y al final el camión se sale de la carretera por una curva que cae por un precipicio profundísimo.
El desgraciado conductor intenta quitarse el cinturón de seguridad, pero se ha atascado; mientras el camión va cayendo, se las arregla para cortarlo con una navaja que se le escurre entre los dedos varias veces, porque los tiene llenos de sudor. Intenta abrir la puerta, pero en uno de los choques contra el muro se ha deformado y es imposible moverla, así que agarra el extintor y empieza a golpear el parabrisas; como es de vidrio muy resistente le cuesta mucho, pero al final consigue romperlo y salta.
Sin embargo, se engancha con los pantalones en uno de los hierros; intenta soltarse, pero es imposible, así que se los quita y por fin sale del camión. A pesar de que no ve nada, porque ha perdido sus gafas, consigue agarrarse a una ramita.
En ese momento, el camión explota con tanta violencia que a su alrededor cae una lluvia de fragmentos ardiendo y se produce una avalancha encima suyo.
El hombre aguanta como puede los golpes de las piedras en la cabeza, pero la ramita es demasiado pequeña y se desprende.
El camionero baja rodando por el barranco, golpeándose con todas las piedras, casi pierde el conocimiento, hasta que consigue agarrarse a un cactus y cree estar a salvo; sin embargo, debajo de esa rama hay una colmena.
Nuestro hombre es alérgico al veneno de las abejas, pero como no puede soltarse porque la caída seria mortal, aguanta impasible sus picaduras.
Transcurre un rato que le parece una eternidad hasta que oye unos gritos; le dicen que le han visto y que van a llamar a la policía y a servicios médicos para que le atiendan.
No hay ningún teléfono cerca, así que tienen que ir hasta el pueblo mas cercano, a 20 kilómetros de distancia; un atasco impide que la ayuda llegue pronto, y cuando llega la policía se dan cuenta de que van a necesitar cuerdas para llegar hasta él fondo para rescatarle, y vuelven a por ellas.
El camionero aguanta varias horas bajo el sol ardiente, que le produce quemaduras de tercer grado, pero al final es rescatado.
Entonces uno de sus salvadores le dice:
- Gracias a Dios se ha salvado.
- No, gracias a Dios no, me he salvado gracias a ese cactus, porque las intenciones de Dios estaban bien claras....


Un vendedor le dice al cliente:
Señor este auto le conviene, solo tiene que darme 50 mil dólares.
Esta bien, aquí tiene el dinero, y pregunta, ¿A cuánto corre?
El vendedor le contesta:
Oiga señor, cuando va en primera, va a 50 millas por hora, cuando va en segunda, va a 100 millas por hora, cuando va en tercera, va a 150 millas por hora, cuando va en cuarta, va a 200 millas por hora, cuando va en quinta, a 250 millas por hora, pero ya no le metas sexta porque el auto vuela.
El comprador va por su mujer, sus hijos, la abuela y se van a un paseo en el auto nuevo. De pronto al señor le pega la loquera y se va en primera, segunda, tercera, cuarta, y de repente, la esposa le dice:
Mi amor, ahí hay un barranco, y el esposo le contesta:
¡No te preocupes vieja, lo traigo en sexta!


Este era una vez un hombre que iba por la carretera con exceso de velocidad y lo pilla la policía y le dice:
-Ábrame el maletero-
Y ve un montón de cuchillos y el hombre le dice:
-Es que soy tirador-
Y entonces el policía le dice:
-pues venga demuéstralo-
Entonces este toma a su esposa que la tenia en el coche y la saca y la pone contra un árbol y empezó a tirar los cuchillos y en ese momento pasa por allí un hombre en un coche y se dice a si mismo:
-Uy, sí que sé esta poniendo difícil la prueba del alcohol-


Una mujer le dice a su esposo:
-Hoy me tope con un hombre tan malcriado, que apenas me vio, comenzó a insultarme, usando palabras muy feas-
-¿Dónde conociste a ese hombre?- le preguntó su esposo.
-En la calle despues de que lo atropelle con el auto-
avatar
hector
Usuario Activo
Usuario Activo


Medallas
Juego: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Camelot parte 2

Mensaje por hector el Sáb Ene 24, 2009 6:29 pm

parte dos de los chistes de autos

Era Pepito y le dice a su papá:
Papá, papá, ¿me prestas el carro?
No Pepito, porque vas atropellar a alguien.
Y Pepito seguía:
Papá, ¿me prestas el carro?
Y dijo su papá:
Bueno, pues te lo voy a prestar, y de repente atropella a un viejito, y se va recio en el carro para que no lo descubran, y de repente prende la radio y estaba una canción que decía, por qué se fue, por qué murió, y dice Pepito:
Porque el pendejo se me atravesó.


Era un carro tan viejo, que cuando el conductor sacó la mano para virar, le dieron limosna.


Llega la hija como a las 2 de mañana y le dice al padre que la está esperando despierto,"Papá tengo dos noticias una buena y otra mala ".
El padre le contesta: "dime la buena noticia primero"
La hija le dice: “El airbag de tu auto funciona de maravilla”


Es de noche y el autobús asciende a una velocidad espantosa. Los pasajeros dicen al ayudante:
Por favor, dígale al chofer que maneje más despacio.
Y el ayudante responde:
Uf, ¡Si yo despierto a ese chofer, me mata!


Iba en un auto en la ruta, vi un cartel que decía: "máxima 60", bajé la velocidad, después otro que decía: "máxima 40", bajé la velocidad, y después ví uno que decía: "máxima 15", sigo bajando la velocidad y después veo que decía: "Bienvenidos a Máxima"


¿Qué significa frenos abs?
A veces frena y a veces no.



Viajando en su pequeño Volkswagen iba Luis camino a Cuernavaca, ciudad de descanso ubicada en la República Mexicana, cuando el carro le empieza a fallar hasta parar, desesperado Luis baja del coche; cuando ve pasar a su amigo Pepe en veloz Corvette, haciéndole señas, Pepe reconoce a Luis y para; desgraciadamente ninguno sabe un ápice de mecánica por lo que Pepe decidió ofrecer remolcar a Luis hasta el taller más próximo; Luis que conocía el hábito de la velocidad de Pepe se niega rotundamente, pues teme que se le olvide que lleva remolque; Pepe promete que no aumentará la velocidad pero que si lo hiciera lo único que Luis tendría que hacer es tocar la bocina y esto le haría bajar la velocidad. Ya en camino un Ferrari les rebasa y Pepe sin pensar más acelera a fondo, Luis se pega a la bocina sin lograr que Pepe disminuya la velocidad; en eso un policía les ve pasando, viendo que iba a ser imposible darles alcance se comunica con su compañero al final de la carretera diciéndole: Ahí van tres carros con exceso de velocidad; Un Ferrari blanco al que por favor detienes y le aplicas una fuerte multa por exceso de velocidad; al Corvette aparte de la multa le sancionas con cancelación de permiso para conducir, por querer pasar a otro vehículo a exceso de velocidad; pero al Volkswagen lo llevas arrestado aparte de multarlo y de cancelarle la licencia pues todavía le va tocando a los otros dos para que lo dejen pasar.


Iba un señor en una moto a 80 Km p/h en una carretera desértica. Cuando ve un aviso que decía: Disminuye a 50 Km. Entonces, disminuye la velocidad a 50 Km p/h. Más adelante encuentra otro aviso:
Disminuye a 30 Km. Entonces, disminuye la velocidad a 30 Km p/h. Más adelante encuentra otro aviso:
Disminuye a 10 Km. Entonces, disminuye la velocidad a 10 Km p/h. Más adelante encuentra otro aviso:
Disminuye a 5 Km. Entonces, disminuye la velocidad a 5 Km p/h. Más adelante encuentra un último aviso que dice:
¡Bienvenido a Disminuye!


Va un señor en su carro por una autopista, de repente observa que otro carro lleva una lata arrastrando, se acerca lo más posible para avisarle y le grita:
¡Oye, llevas una lata arrastrando!
El otro responde:
¿Qué?
¡Que llevas una lata arrastrando!
¿Qué?
¡Que llevas una lata arrastrando!
¡Hable más duro que llevo una lata arrastrando!


Llega un señor y se monta a un bus y le pregunta al chofer:
Señor, ¿hasta dónde llega este bus?
Y el señor responde:
Hasta la parte de atrás.


¿En qué se parece un caracol, a un hombre encerrado en su auto?
En que el baboso está adentro.



Estaba un atlante con su volkswagen escarabajo y en eso que va por la carretera su auto deja de funcionar y se baja a revisar, abre la tapa del motor y dice: me han robado el motor. Entonces va a la cajuela y la abre y dice: que buenos estos autos traen un motor de repuesto.


Un día un paletero iba caminando por una vía principal en la ciudad a eso de las 6:00 de la tarde. A la vez, un motociclista de entrega de pizza iba apurado porque se le acababa la media hora de entrega. Iba esquivando los carros y metiéndose por donde veía un espacio. En una de esas se le tira el paletero (vendedor de helados) en frente y lo choca.
El pobre repartidor de pizza empezó a gritar:
Ay, ¡Maté al paletero! ¡No puede ser!, señor paletero, dígame lo que tiene para decirle a la ambulancia, por favor, ¡Dígame lo que tiene!
En eso, el paletero abrió los ojos y empezó a murmurar:
Coco, limón, maracuyá...


Una noche, Clementina va conduciendo a su casa cuando se desata una tremenda granizada que deja su coche lleno de abolladuras. Al día siguiente lleva el vehículo al taller para que le hagan un presupuesto de reparación. El mecánico le hace un guiño a su compañero y le dice a Clementina que si sopla con fuerza por el tubo de escape, las abolladuras desaparecerán.
Al llegar a su casa, Clementina se pone a soplar con todas sus fuerzas por el escape del coche. En eso llega la amiga con quien comparte la vivienda y le pregunta qué está haciendo. Clementina le explica lo que le dijo el mecánico.
Pero no da resultado, añade, haciendo una pausa para tomar aliento.
¡No seas tonta!, le dice su amiga, ¡primero tienes que cerrar las ventanillas!


El Chupagasolina.
Un señor siempre acostumbraba a quedarse sin gasolina, y tenía la costumbre de estacionarse atrás de un coche y succionar con una manguera la gasolina del coche.
En una ocasión ya muy entrada la noche, en la carretera, el chupagasolina se volvió a quedar varado. A unos cuantos metros se encontró una casa rodante y como es costumbre sacó su manguera y se puso a succionarla, pero tuvo problemas al hacerlo, después de media hora de intentarlo se le acercó el dueño de la casa rodante y le preguntó:
¿Qué está haciendo?
El chupagasolina contestó:
Lo que pasa es que necesito gasolina.
El señor respondió:
Está bien, tome toda la que quiera.
Al momento en que volvía a succionar en la manguera, el señor asustado exclamó:
¡Nooooooooo, esa es la cisterna de mi baño!


Un conductor va por una calle en vía contraria, el policía lo manda a parar y le dice:
¿Hacia dónde vas?
El conductor contesta:
Iba para una reunión, pero parece que se acabó, porque todo el mundo viene.


Se descompone el automóvil de un hombre en un camino cerca de un poblado. Abre el cofre y empieza a buscar el desperfecto. En eso se oye una voz que dice:
¡Es el distribuidor!
Voltea y no ve a nadie, sólo a un caballo que estaba al lado del camino, y sin más sigue buscando el desperfecto. Y otra vez se oye la voz:
No hay duda, es el distribuidor, está flojo el distribuidor.
Antes de que terminara de oírse la voz voltea el hombre, y ve sorprendido que el caballo era quien estaba hablando. Y haciéndole caso al caballo arregla el distribuidor, y arranca hasta llegar una cantina del poblado. Dirigiéndose al cantinero le dice:
¿Me da un wisky?, no me va a creer lo que me pasó en el camino, se me descompuso mi carro, y un caballo negro me habló.
El cantinero sin desconcertarse le responde:
¡Que bueno, porque el caballo blanco no sabe nada de mecánica!


Una vez un hombre estaba leyendo el periódico y vio un anuncio que decía, "Se vende un auto deportivo en US $500".
El hombre se sorprendió y de una vez fue a la dirección indicada para ir a ver el carro. Cuando al fin encuentra la casa, encontró que era una mujer la que estaba vendiendo el carro. Ella lo lleva a ver el carro, ve que el carro se ve en muy buenas condiciones y le pide probarlo para asegurarse de que sí lo está. Lo prueba y ve que el carro está estupendamente bien. A esto ya le estaba matando la curiosidad y le pregunta a la mujer:
¿Por qué está vendiendo un carro tan caro en solo $500?
Ella muy complacida le contesta:
Lo que pasa, es que mi esposo y yo nos acabamos de separar. El me dijo que me podía quedar con todo menos el carro, que le hiciera el favor y se lo vendiera y luego le mandara el dinero.


Un guardia motorista de trafico va siguiendo a un pequeño vehículo utilitario que cada cinco segundos, da un salto y se eleva unos 10 cm. El guardia lo alcanza y pregunta al conductor:
-Pero ¿qué le pasa a esta especial de langosta?
-Se refiere usted a mi coche? nada, contesta, soy yo que tengo hipo.


Era una mañana de día Domingo y en una ciudad muy habitada se daba por inaugurada una nueva carretera que permitiría a los automovilistas viajar más rápido, la policía estaba muy contenta y el alcalde le propuso a un oficial de policía que regalara 1.000 dólares al automóvil 1.000 que pasara por la nueva carretera, se dio la oportunidad, y el oficial hace detener un carro y se expresa así:
¡Muy buenos días, señor!, tengo el agrado de comunicarle que usted ha ganado 1.000 dólares por haber sido el automóvil número mil de esta mañana, el oficial muy ansioso le dice:
¿Qué piensa hacer con el dinero?
El conductor le dice:
Bueno, ya es tiempo para tomar lecciones de conducir y pagar mi licencia.
Mientras la esposa del conductor que estaba sentada al lado le dice:
No le haga caso señor policía, si éste cuando se cura no sabe lo que habla.
El oficial de policía se enfureció y le dijo:
En ese caso mi amigo, detenga el vehículo y bájese.
y la suegra que estaba en el asiento trasero le dice:
¡Viste, te dije que no llegaríamos a ningún lado con un vehículo robado!


Un señor conducía tranquilamente por la autopista cuando de repente un coche lo adelanta a 200 km/h tocando el claxon. El conductor se lo toma a mal y empieza a acelerar pero no consigue adelantarlo. Más adelante ve el mismo coche aparcado delante de un bar y a su dueño bajando de él; entonces, bajando la ventanilla grita con todas sus fuerzas:
¡600 caballos!
Pero seguidamente se topó con una curva muy cerrada, y como iba a mucha velocidad se cayó a un río que pasaba por un lado de la carretera. El tipo de antes pasando delante del accidentado grita:
Qué, ¿Dando de beber a los caballos?


Va un tipo en la carretera a alta velocidad, y en eso lo para un oficial de tránsito y le dice:
Señor, usted viene en sentido contrario, y a gran velocidad, ¿Que no ve las flechas?
Y el conductor les contesta:
Pues la verdad, ni a los indios veo.


¿Por qué las camionetas Land Rover llevan la rueda de auxilio en el techo?
Para que no Land roven
avatar
hector
Usuario Activo
Usuario Activo


Medallas
Juego: 0

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.